Básico 101 Yoga Mindfulness

Es posible que en estos momentos tú rutina diaria haya cambiado drásticamente, pero ahora más que nunca es importante mantener rutinas y hábitos que te apoyen a manejar tu mente y cuerpo. Primero crea un espacio en tu casa para llevar una rutina de yoga y meditación que sea un espacio para encontrar tu centro, y así puedas mantener la calma durante el resto del día.

El yoga es una herramienta de manejo del estrés que podemos hacer desde casa. A diferencia de otros ejercicios, puedes practicar yoga en un espacio pequeño con poco o ningún equipo. Puedes practicar por tu cuenta o en una clase online. Puedes encontrar diferente tipo de clases gratuitas en YouTube. Las sesiones virtuales en vivo permiten tener conexión con otros, puede ser de bastante apoyo en este momento de aislamiento.

Mindful Tip: Practica yoga y meditación en tu casa escuchando las meditaciones guiadas para cada fase de la luna. Click Aquí-› Playlist Breathe + Mindfulness de Ritual La Vela Soundcloud

El yoga puede ayudarnos a controlar el estrés y autorregularnos, una herramienta importante en la actualidad. Nuestro cuerpo está equipado para afrontar y responder a los cambios que provocan estrés, pero a veces el sistema nervioso puede estar desequilibrado respondiendo al estrés, de manera "lucha o huida".

La respiración consciente cuando prácticas el yoga y la meditación estimula el nervio vago, activando el sistema nervioso parasimpático. De está manera estarás apoyando tu cuerpo en la autorregulación y el manejo del estrés volviendo a estar en línea encontrando el equilibrio. Aquí ye dejó 5 Pasos para una práctica de Yoga Mindfulness desde tu hogar. Sigue estos puntos básicos para personalizar tu práctica de yoga mindfulness:

1. Entre menos es más
Al principio, es probable que un poco de yoga todos los días sea más realista que en vez de tratar de hacer una sesión larga, en la práctica de varias veces a la semana podrás ir aumentando el tiempo de duración. Intenta solo 10 o 15 minutos al día para explorar tranquila, vigilante a tu cuerpo, al despertar puedes hacerlo estirarte y flexionar, ó justo antes de irte acostar por la noche.

2. Centra tu atención en una pose (asana)
Cada semana, elige una pose que deseas explorar profundamente y comprometerte a practicarla al menos una vez al día. Considera elegir una asana. Sigue con tu exploración hasta que te sientas tan cómoda en tu pose elegida como con tus jeans favoritos.

3. Crea un círculo de asanas para tu práctica
Después de haber puesto en práctica algunas poses en las que te sientes cómoda, ahora elige un grupo particular de posturas para cada día. Escucha tu cuerpo y sigue tu intuición según fluya tu estado de ánimo y tu nivel de energía para decidir cuáles debes hacer y cuándo.

Los lunes, por ejemplo, puedes optar por centrarte en las posturas de piernas; los martes, puedes para apoyar la pelvis. Los miércoles pueden ser adecuados para concentrarse en giros, los jueves en curvas hacia adelante. Y los viernes, para practicar posturas restauradoras.

4. Práctica atención plena en tus posturas.
Por unos momentos al día pon tu atención plena en una pose esto puede ayudar mucho a crear una vida más equilibrada y cuidar tu vibración. Esto es fácil de hacer: concéntrete en la respiración mientras espera en un semáforo. Vrksasana (postura del árbol) mientras te cepillas los dientes. Con un poco de creatividad y paciencia, encontrarás muchas oportunidades para practicar estar presente con tu cuerpo.

5. Mira hacia interior
Al comienzo de cada sesión, quédate en silencio por unos momentos y observe tu respiración y quietud. Pregúntete cuál es tu intención para tu sesión de yoga a un estado más profundo de equilibrio. Escucha y siente tu cuerpo para hacer las poses que te ayuden a centrarte. Sigue tu sabiduría interna y fluye.


Publicación más antigua


  • sHAZzlwWhcjQoI en

    FTmoBgyevEVtrdXY

  • aZIkuDWYFQMNmUi en

    jKHFpuydm

  • xQBeKAmc en

    zTodENWDf

  • zrMXRQvUnDEOBlax en

    BWMRYFOQ

  • brMewLkBHzGWlID en

    LuavKgGtHPx



Dejar un comentario